Esc. Dominical

La Escuela Bíblica Dominical imparte clases de enseñanza bíblica en nuestro templo, todos los domingos desde las 09:00 hasta las 10:00 horas.

Existe una clase especial para todos los márgenes de edad. Todos pueden participar:

La Escuela Dominical se inició en el año 1780 en Inglaterra, por una gran persona llamada Robert Reiks con 12 niños. Ahora, la Escuela Dominical ha extendido por todas las iglesias del mundo.

La Escuela Dominical tiene el potencial de transformar las generaciones más jóvenes para Cristo, la cabeza de la iglesia. Si usted lee Lucas 1:66 hay una pregunta en ese verso y dice: “¿Qué, pues, llegará a ser este niño?" Si hago esta pregunta a cada padres vamos a obtener respuestas únicas. Un padre podría decir: Mi hijo va a ser un médico o enfermero, o incluso un analista de sistemas informáticos, pero no tenemos el deseo de dedicar a nuestros hijos por el Reino de Dios. Todos sabemos que Jesucristo tiene ciertas expectativas acerca de un niño y espera que pueda avanzar en su vida espiritual. ¿Cómo podemos prepararles para el Reino de Dios? La Escuela Bíblica Dominical es la cuna de nuestra iglesia. Ellos necesitan la formación esencial y la atención que los confirme en Cristo.

Los niños tienen que conocer y entender en la Escuela Dominical, que Dios es todopoderoso y el creador de todas las cosas. Enseñándoles que Jesucristo es el Hijo de Dios y nuestro Salvador. Cumplir y fortalecerlos en el Espíritu Santo, que nos lleva por toda la verdad. Todas las religiones en este mundo son muy particulares para transmitir su fe a las generaciones futuras. Piensa que nosotros, como familia, como iglesia, ¿cuánto estamos interesados en el intercambio de nuestro credo o la fe a nuestros hijos?. ¿Qué pasa con nuestras casas? ¿Están nuestros hogares apartando para el propósito de Dios?. Hay un dicho: la caridad empieza por casa. La educación cristiana se originó a partir de la educación Judía, es por eso que podemos ver mucha influencia hebrea en la educación cristiana. Sabemos que no había escuelas en las edades tempranas. Entonces, ¿cómo enseñar sobre la ley de Judía a nuestros hijos?. Leer Salmos. 78:1-7; Deuteronomio. 6:07. Vemos la responsabilidad de un padre a sus hijos. Los padres son los primeros maestros de la Escuela Dominical. Un niño de corta edad comienza el aprendizaje en el regazo de la madre. ¿Estamos prestando atención a las necesidades espirituales de un niño?. Esto sólo puede llevarse a cabo por un profesor, que es cada uno de los padres. Así los niños conocerán, como vemos en Juan 14:06, que Él es el Camino, la Verdad y la Vida.

Para crecer en Cristo, tenemos que mantener ciertas disciplinas:
1. Tener oraciones familiares en nuestras casas, que se reúnen a asistir a los cultos de la iglesia para orar. Las oraciones son muy importantes para establecer relaciones personales con Dios.
2. Lecturas periódicas de la Palabra de Dios: se puede leer en cualquier momento, ser lo más práctico.
3. Renunciar a las malas prácticas por lo que podría dejar de crecer en Cristo. Las malas prácticas son las siguientes: no honrar a tus padres, no respetar los ancianos, y no escuchar a los mayores... El mantenimiento de estas disciplinas que todos podemos crecer en Cristo.